Vamos a la playa Ooooh!!!

Así dice la canción… Vamos a la playa oooooh!!!

Pero lo que no pensabáis es que ir a la playa con hijos en todo un mundo en sí.

Cosas que no debemos olvidar a la hora de ir a la playa con niños:

Kit básico de playa

1.- Poner la protección solar por lo menos media hora antes de la exposición solar, e ir reponiéndola frecuentemente.

2.- Un libro para cuando las peques nos dejan, leer.

3.- Llevar juguetes playeros.

Este kit de Tutete.com nos ha encantado, porque el mismo bolso contiene los juguetes.

4.- Toallas para toda la familia.

Vamos a la playa

Toallas personalizadas de El Mono Bubbles

5.- Sombreros para toda la familia:

Para la mamá, para que no le salgan más manchas en la cara, ni se le cambie el color del tinte y/o las mechas.

Para papá, que la cabeza empieza a clarear y el sol incide sobre los huecos.

Para los peques, una cosa es la teoría y otra la práctica. Las mías no los llevan ni dos minutos.

6.- Ropa para cambiarnos y no ir mojados todo el día.

7.- Sombrilla. Imprescindible para que podamos tener un respiro de sol.

8.- Un bolso o 2 que pueda contener todo.

A mí me encantan estos:

Vamos a la playa

Capazo de la Bolita Coqueta

9.- Agua para ir refrescándonos.

10.- Algo de comer: fruta, galletas, rosquilletas…

Y si además nos ponemos cerca de un chiringuito con piscina… Perfecto:

Vamos a la playa

¿Y vosotros qué os lleváis a la playa?

Share

8 pensamientos en “Vamos a la playa Ooooh!!!

  1. Elena

    Pelota hinchable
    Colchoneta
    Pareos para tumbarme (he descubierto que son más suaves que las toallas y pesan menos)
    Toallas de decathlon,pesan mucho menos que las de toda la vida y se secan en un suspiro.
    Toallitas húmedas.
    Tiritas ( las mías tienen radar para pisar conchas rotas y pincharse)
    Gafas de bucear (aunque estemos a dos centímetros metidas nunca se sabe que peces surcan los mares)
    Bolsa para meter la ropa húmeda.
    Y la cámara acuática,claro. 🙂

    Responder
  2. Herminia

    Pues sí, a la playa vamos muy cargados, por eso yo, que soy práctica donde las haya, voy con lo justito.
    Nada de sombreros, nada de sombrillas y volvemos a casa todos con el bañador mojado, que con el calor que hace se agradece.
    Ah! Y cuando los niños son un poquito más mayores, cambiamos los juguetes por una red y un cubo para pescar peces, que luego, por supuesto, se devuelven al mar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *